Топ-100
Anterior

ⓘ Constanza Ossorio. A los ocho años entró en el convento de Dueñas de aquella ciudad. Diez años de permanencia en el claustro hicieron de ella música eminente, h ..




                                     

ⓘ Constanza Ossorio

A los ocho años entró en el convento de Dueñas de aquella ciudad. Diez años de permanencia en el claustro hicieron de ella música eminente, hasta el punto de que su dominio, tanto en el órgano como en el canto, le valieron ser nombrada maestra de capilla, cargo que desempeñó por espacio de más de cuarenta años. En breve tiempo y sin maestro alguno, aprendió la perfección la lengua latina y cuando por orden de su profesor Fernando de Mata, comentó tres capítulos del profeta Isaías, mostró fian agudeza y claro entendimiento.

El opúsculo de san Bernardo que comienza Ad quid venisti ad Religionem? le inspiró su preciosa obra titulada Huerto del celestial esposo, que se imprimió después de su muerte en Sevilla 1686. También es de su pluma la Exposición la profecía de Jonás y un manuscrito de 558 hojas titulado Exposición de los Psalmos, fechado el 21 de noviembre de 1622 y en el que después de unas Reflexiones acerca de las copias antiguas y de la presente, firmadas por la abadesa doña Gertrudis María de Castilla, con fecha 17 de abril, se incluyen otros trabajos de la misma índole mística.

En 1626 fue elegida abadesa de su convento, cargo que desempeñó con prudencia y discreción sumas. "La ingenuidad de su inspiración religiosa dice Méndez Bejarano en su Historia literaria se moldea sin esfuerzo en versos de sabor clásico y en liras que no desdeñaría el salmista.