Топ-100
Anterior

ⓘ Jean-Baptiste van Loo. Nació en Aix-en-Provence, en el seno de una familia de artistas de origen holandés. Junto a su padre, Louis-Abraham van Loo, realizó sus ..




Jean-Baptiste van Loo
                                     

ⓘ Jean-Baptiste van Loo

Nació en Aix-en-Provence, en el seno de una familia de artistas de origen holandés. Junto a su padre, Louis-Abraham van Loo, realizó sus primeros trabajos destinados principalmente la decoración pictórica de templos provenzales.

Su valía fue reconocida muy pronto por el Príncipe de Carignan, quien le envió a Roma para que avanzara en sus estudios artísticos de la mano de Benedetto Luti. En Italia realizaría grandes obras, como los frescos de Santa María de Monticelli, o cuadros para la corte del Duque de Saboya en Turín. Después marcharía a París, donde fue elegido miembro de la "Académie Royale de Peinture et de Sculpture". En la capital francesa ejecutaría varios lienzos para retablos y sería el encargado de restaurar las obras de Francesco Primaticcio en Fontainebleau.

En 1737 marcha a Inglaterra, donde Jean-Baptiste desarrolla definitivamente y con gran éxito su faceta de retratista. Su repentina vuelta a París por motivos de salud en 1742, truncó su trayectoria como pintor de la aristocracia inglesa, falleciendo en 1745.

Tres de sus hijos continuaron el oficio paterno con éxito, Louis-Michel van Loo 1707-1771, Charles-Amédée-Philippe van Loo 1719-1795 y François van Loo 1708–1732. Otra de sus discípulas sería Françoise Duparc, pintora de origen hispano-francés que lo tuvo como maestro durante su etapa inglesa.