Топ-100
Anterior

ⓘ Francisco Gil Díaz es un economista mexicano, que sirvió como Secretario de Hacienda y Crédito Público de México durante el gobierno de Vicente Fox Quesada y ac ..




Francisco Gil Díaz
                                     

ⓘ Francisco Gil Díaz

Francisco Gil Díaz es un economista mexicano, que sirvió como Secretario de Hacienda y Crédito Público de México durante el gobierno de Vicente Fox Quesada y actualmente se desempeña como presidente ejecutivo para Telefónica en México y Centroamérica, así como Presidente de Consejo de Grupo Avanzia. ​

En septiembre de 2014, Gil Díaz fue nombrado como presidente del Consejo de Administración de Grupo Avanzia.

                                     

1. Educación

Es licenciado en Economía por el Instituto Tecnológico Autónomo de México ITAM, también tiene estudios de posgrado en la Universidad de Chicago, y se afilió al Partido Revolucionario Institucional en 1979. Durante su tiempo como universitario en el ITESM y el ITAM, fundó AIESEC en dichas universidades.

                                     

2. Carrera profesional

Se ha desempeñado en distintas posiciones, tanto del sector privado, como en el ámbito financiero del gobierno de México. Identificado como miembro del grupo de tecnócratas afines al expresidente de México Carlos Salinas de Gortari, durante el gobierno de este fue Subsecretario de Ingresos de la Secretaría de Hacienda, ocupando la titularidad de dicha secretaría Pedro Aspe Armella. Posteriormente fue subgobernador del Banco de México y miembro del Consejo de Banamex-Accival, el último cargo que ocupó en la iniciativa privada fue el de Director General de Avantel. El presidente Vicente Fox Quesada lo designó el 1 de diciembre de 2000, Secretario de Hacienda, manteniéndose en el cargo hasta el final de su gobierno.

Posterior a su cargo en el Gobierno, Francisco Gil fue invitado a ser Consejero Independiente del banco HSBC en Gran Bretaña, al cual renunció por integrarse la función que desempeña actualmente en Telefónica. La oferta de HSBC suscitó una polémica que llevó la Secretaría de la Función Pública a investigar el caso, y determinó posteriormente archivarlo por falta de pruebas. ​