Топ-100
Anterior

ⓘ Thomas Tallis. No se sabe mucho sobre sus primeros años, pero existe consenso en situar su nacimiento a principios del siglo XVI, hacia el final del reinado de ..




Thomas Tallis
                                     

ⓘ Thomas Tallis

No se sabe mucho sobre sus primeros años, pero existe consenso en situar su nacimiento a principios del siglo XVI, hacia el final del reinado de Enrique VII de Inglaterra. Su primera mención como músico fue como organista del priorato benedictino de Dover actualmente, el Dover College, en 1532; después estuvo probablemente en otros monasterios, pero su carrera lo llevó finalmente hasta Londres, donde probablemente en otoño de 1538 empezó a trabajar en la abadía que los agustinos de Holy Cross tenían en Waltham, donde estuvo hasta que esta abadía fue disuelta en 1540 a causa de las reformas eclesiásticas impulsadas por Enrique VIII. Continuó ejerciendo en la catedral de Canterbury, y finalmente en la Corte, como gentilhombre de la Capilla Real en 1543.

Compuso y ejecutó obras para el rey Enrique VIII de Inglaterra, período en el cual escribió música para la iglesia reformada de Inglaterra. También prestó servicios en la corte de los reyes Eduardo VI 1547-1553, y bajo María I 1553-1558 según el rito católico; después, bajo el reinado de Isabel I, desde 1558 hasta la muerte del compositor en 1585, de nuevo bajo el rito anglicano. ​ Fue allí donde falleció en 1585.

                                     

1. Primeras obras

Las obras más tempranas de Tallis que han llegado hasta nosotros son antífonas devocionales la Virgen María, que fueron utilizadas fuera de la liturgia y utilizadas en Inglaterra hasta la caída del cardenal Wolsey. Enrique VIII de Inglaterra rompió con el catolicismo romano en 1534, y el ascenso del protestante Thomas Cranmer influyó de manera notable el estilo musical de la música que se escribía por entonces. Los textos quedaron confinados sobre todo al uso litúrgico y la escritura de Tallis y sus contemporáneos se volvió más severa. La Misa para cuatro voces de Tallis está marcada por una tendencia a un estilo silábico con uso de acordes, y un uso menos frecuente del melisma. Tallis utiliza una variedad rítmica y distintos humores según el significado de sus textos. Según Phillips, Tallis ayudó a encontrar una relación específica en la combinación entre texto y música. Antes de 1547 compuso además una misa, Salve intemerata Virgo escrita según la tradición de la antigua polifonía inglesa, pero sin imitación alguna. ​ Esta originalidad es lo más típico de Tallis.

La liturgia Reformada Anglicana comenzó durante el corto reino de Eduardo VI 1547-1553, y Tallis fue uno de los primeros compositores de música religiosa que escribió motetes con textos en inglés, pese a que el latín continuaba siendo usado. La reina María Tudor, católica, se empeñó en deshacer las reformas religiosas de las décadas precedentes y tras su llegada al trono en 1553 el rito romano fue restaurado y el estilo de los compositores volvió la escritura elaborada que prevalecía a principios de siglo. Dos de las obras mayores de Tallis, Gaude gloriosa Dei Mater y la misa de Navidad a siete voces Puer natus est nobis son consideradas como pertenecientes a este período. Solamente Puer natus est nobis puede ser datada con precisión en 1554. Siguiendo la práctica predominante de la época, estas piezas tenían como objetivo exaltar la imagen de la Reina, así como alabar la Madre de Dios. También de la época de la reina María son ocho himnos y nueve responsos.

Isabel I de Inglaterra sucedió a su hermanastra en 1558, y en el Acta de Establecimiento publicada al año siguiente abolió la liturgia romana y restableció con firmeza el uso del Libro de Oración Común. Los compositores de la corte volvieron a utilizar los aires en inglés, pese a que la práctica de escribir textos en latín continuaba existiendo. Thomas Tallis siguió componiendo música para textos latinos en la Capilla Real, obras ricas y profundas, habitualmente en contrapunto imitativo.

La corriente predominante en Inglaterra a principios del reinado isabelino apuntaba al puritanismo y desalentaba la polifonía litúrgica. Tallis escribió nueve salmos, cantos a cuatro voces para el arzobispo Matthew Parker, impresos en un Salterio publicado en 1567. Uno de esos nueve salmos, el Third Mode Melody inspiró en 1910 la celebérrima composición de Ralph Vaughan Williams Fantasy on a Theme of Thomas Tallis Fantasía sobre un tema de Thomas Tallis. Esta Fantasía dura la cuarta parte que la melodía original, y está orquestada para cuerdas. Fue estrenada en el Three Choirs Festival de la Catedral de Gloucester.

Las obras más conocidas de Tallis del período isabelino includen las Lamentations of Jeremiah the Prophet / Lamentaciones del profeta Jeremías, destinadas al servicio de Semana Santa, y el motete Spem in alium, escrito para ocho coros a cinco voces. Se piensa que este motete para 40 voces fue parte de la celebración del cuadragésimo aniversario de la reina en 1573. Tal despliegue de medios no es frecuente en Tallis, cuyas obras revelan generalmente un recato y una poesía que hicieron que sus composiciones fuesen las más duraderas del siglo XVI. El poeta español del siglo XX Andrés Sánchez Robayna, impresionado, dedicó de hecho a esta pieza su poema "A Thomas Tallis":

¿Puede extinguirse, acaso, el eco / de estas voces? ¿Podría / extinguirse el origen de toda claridad / de donde toda luz procede? Cuando / la grabación acaba, todavía resuena / ola sin estruendo, y nos parece / oír el silencio de otro modo, un silencio / más profundo en el cuarto casi a oscuras, / olas del origen sobre el mundo. / Sólo entonces, callado, sé decir: / Gracias, voces palpables, indecibles / voces celestes, gracias, Thomas Tallis.
                                     

2. Obras tardías

Hacia el fin de su vida, Tallis resistió la tentación de desarrollar una música como la de sus jóvenes contemporáneos, por ejemplo William Byrd, quien había sido además discípulo suyo y había adoptado un estilo más complejo, que combinaba citas dispares de la Biblia en sus textos. Tallis se contentaba con extraer sus textos de la liturgia, y escribía para los servicios de la Capilla Real. Compuso algunas variaciones muy elaboradas para virginal sobre el Felix namque 1562-1564, de construcción mucho más moderna que todas las obras europeas de la misma época. ​ Fue enterrado en la Saint Alfeges Church. Su epitafio reza así:

As he did live, so also did he die, / In mild and quiet Sort O! happy Man. / Murió como vivió, tranquilamente. / ¡Oh! ¡Hombre afortunado!

Byrd escribió una elegía fúnebre Ye Sacred Muses en honor de Tallis.