Топ-100
Anterior

ⓘ Ducado de Plasencia. . El ducado de Plasencia es un título nobiliario del Reino de España que los Reyes Católicos concedieron en 1476 a Álvaro de Zúñiga y Guzmá ..




Ducado de Plasencia
                                     

ⓘ Ducado de Plasencia

.

El ducado de Plasencia es un título nobiliario del Reino de España que los Reyes Católicos concedieron en 1476 a Álvaro de Zúñiga y Guzmán, ii conde de Plasencia, ​ por elevación del condado de Plasencia a Ducado y en compensación la pérdida del ducado de Arévalo, que revirtió la Corona.

El ducado de Arévalo, se le había concedido junto con el Condado de Bañares.

Posteriormente, se le concedió también el ducado de Béjar, y ambos ducados permanecieron juntos hasta bien entrado el siglo XIX, de tal manera que se llegó a pensar que formaban un mismo título. No obstante, un decreto real vino a aclarar esta situación y permitió que la xvi titular ostentase el título de duquesa de Plasencia por separado del título de duque de Béjar.

Su nombre se refiere al municipio de Plasencia, en la provincia de Cáceres.

                                     

1. Reseña histórica de la Casa Ducal

Los Estados de Plasencia y de Béjar fueron vertebrados por la Casa de Stúñiga, Estúñiga o Zúñiga, un linaje navarro emparentado con los soberanos de dicho reino pirenaico, oriundo del valle homónimo, emplazado en la merindad de Estella. Su antiguo blasón incorpora las cadenas que Sancho VII de Navarra rompió en la Batalla de las Navas de Tolosa 1212 en la que participaron sus huestes: en campo de gules, una banda de oro, y puesta en orla, brochante sobre el todo, una cadena de oro de ocho eslabones. A finales del siglo XIII, la guerra dinástica que estalla en Navarra y termina con la incorporación a Francia, hace que Iñigo Ortiz de Stúñiga 1255-1315, alférez mayor de Navarra, se refugie con su familia y algunos vasallos en La Rioja 1274, revirtiendo su señorío la corona 1276, pero consiguiendo la protección de Alfonso X de Castilla, que le dona, entre otros, los dominios de Las Cuevas y Bañares. A partir de este personaje las ramas del linaje se diseminarán por el País Vasco, La Rioja, Guadalajara y Andalucía. Su tataranieto Diego López de Estúñiga 1350-1417, como cabeza del linaje, fue señor de Zúñiga, Mendavia, Las Cuevas, Bañares, Béjar, Curiel y otras villas, beneficiándose de las mercedes enriqueñas y actuando como gobernador del reino de Castilla durante las minorías de Enrique III de Castilla y Juan II de Castilla. En 1391 se le encargó la pacificación de la ciudad de Sevilla tras el asalto a su judería, siendo recompensado con algunas casas donde construiría un palacio a imagen del Real Alcázar, y que actualmente es conocido como el palacio de Altamira. Siendo ya justicia mayor de Castilla, instituye en sus testamentos de 1399 y 1417 siete mayorazgos para cada uno de sus hijos con las villas de Bañares concedida en 1379 por Juan I de Castilla siendo infante, Capilla comprada en 1382 y Burguillos del Cerro adquirida en 1394. A estas alturas de la historia, la base de su riqueza residía en su vinculación con la Mesta; en 1396 el linaje cambia Frías Burgos por Béjar, controlando las cañadas que circulaban entre Extremadura y Castilla la Vieja. En 1429 Pedro de Zúñiga 1417-1454 es nombrado conde de Ledesma, si bien las guerras civiles trastámaras le obligaron a abandonar dicho señorío a favor de uno de los infantes, compensándole Juan II, primero con el condado de Trujillo, el 22 de octubre de 1440, y, ante la negativa de esta villa a pasar a juridicción señorial con, en segundo lugar, la jurisdicción sobre Plasencia 1442. De este modo, su primogénito Pedro López de Zúñiga heredó Béjar Salamanca y Plasencia Cáceres. Sin embargo su máximo ascenso tuvo lugar durante el reinado de los Reyes Católicos: Álvaro de Zúñiga y Guzmán 1408-1488, ostentó los títulos de i conde de Bañares 1469, I duque de Arévalo aunque luego revertiría la corona, i duque de Plasencia 1479 y i duque de Béjar 1485; en tanto que Juan de Zúñiga y Pimentel 1459-1504 fue maestre de la Orden de Alcántara, arzobispo de Sevilla y cardenal. En 1519, Álvaro de Zúñiga y Pérez de Guzmán 1460-1531 es distinguido con el toisón de oro y, en 1520, con la Grandeza de España, integrando la elite de la aristocracia peninsular. Teresa de Zúñiga y Manrique de Lara, iii duquesa de Plasencia y de Béjar, enlazó con Alonso Francisco de Zúñiga y Sotomayor, V conde de Belalcázar y vizconde de Puebla de Alcocer, extendiendo el poder de los Zúñiga por el sur de Extremadura y el norte de Córdoba. En sus capitulaciones matrimoniales se fijó que el primer apellido de los sucesores siempre fuese Zúñiga. Ya en el siglo XVII, a través del enlace entre Francisco López de Zúñiga y Mendoza, vii Duque de Plasencia y de Béjar, con Ana de Mendoza, iii duquesa de Mandas y Villanueva, v marquesa de Terranova, tales dominios se integran en la Casa de Plasencia y de Béjar, siendo en dicho periodo la cuarta casa nobiliaria por ingresos de España, con unos 80.000 ducados anuales ​

Aparte de las dignidades y reconocimientos que, a lo largo de los siglos, han ostentado los miembros de la Casa Ducal, de Plasencia y de Béjar, por sus contribuciones y logros al Reino, y la Corona, han sido distinguidos, también, como caballeros de la Insigne Orden del Toisón de Oro, hasta en ocho ocasiones sin contar consortes, siendo estos: el ii duque cuyas armas aparecen en el coro de la Catedral de Barcelona, pintadas por Joan de Burgunya, en 1519, el vi, en 1610, el vii, en 1621, el viii, en 1656, el x, en 1668, el xi, en 1686, el xii, en 1750 y el xv, en 1860.

                                     

2. Actual titular de la Casa de Plasencia

Su actual titular, María de Gracia de Solís-Beaumont y Téllez-Girón, Grande de España, xx duquesa de Plasencia. La ix marquesa del Villar de Grajanejos lo fue María del Pilar Teresa Cayetana de Silva y Álvarez de Toledo, xiii duquesa de Alba de Tormes. El matrimonio tiene dos hijas:

  • María de Gracia González de Gregorio y Ruspoli 2015, y
  • Blanca Micaela González de Gregorio y Ruspoli 2018.
                                     

3. Ascendencia real de María de Gracía de Solís-Beaumont y Téllez-Girón

Asimismo, María de Solís-Beaumont pertenece i la Casa de Évreux, a través de su padre, D. Pedro de Solís-Beaumont y Lasso de la Vega, al ser descendiente de Juana de Navarra, hija natural del rey Carlos III de Navarra y de Luis de Beaumont; y ii, a través de su madre, y al ser descendiente de Francisco de Borja y Aragón, también conocido como San Francisco de Borja ​, iii General de la Compañía de Jesús, iv duque de Gandía, i marqués de Lombay, Grande de España y Virrey de Cataluña, hijo de Juan de Borja y Enríquez de Luna, iii duque de Gandía, y de Juana de Aragón y Gurrea, hija natural de Alonso de Aragón, virrey de Aragón, hijo ilegítimo del rey Fernando II de Aragón, y de Ana de Gurrea, vizcondesa de Evol, pertenece la Casa de Trastámara.

                                     

4. Mecenazgo artístico y presencia en las artes

La casa ducal ejerció un importante mecenazgo y patronazgo educativo, artístico, cultural y religioso, durante siglos, prueba de ello fue la construcción y patronazgo, entre otros muchos, del Convento de Santo Domingo y su iglesia en Plasencia, del Convento del Vado en Gibraleón; del colegio de San Guillermo de agustinos calzados, en Sevilla, o del mismo nombre en Salamanca ; la construcción de los palacios de los duques de Plasencia y de Béjar en Plasencia, el Palacio Ducal de Béjar, el Palacio de Altamira Sevilla, el palacio de los Duques de Plasencia y Béjar en Madrid hoy desaparecido, dado que en su solar se construyó el Banco de España, o ya en el siglo XIX, y en la misma ciudad, la del Palacete del duque de Plasencia, entre un largo etcétera. En cuanto al mundo de las letras, también, ejercieron mecenazgo como el realizado, entre a otros autores, por el VI Duque de Plasencia a Miguel de Cervantes, y quien le dedicó la primera parte del Quijote; o por último, ya en relación al mundo de la pintura, el mecenazgo que realizó María Josefa de la Soledad Alfonso-Pimentel y Téllez-Girón, xii duquesa de Benavente y xiii duquesa de Plasencia, junto con su marido el duque de Osuna, a Francisco José de Goya y Lucientes, entre a otros muchos.

Por último, en cuanto a paisajismo, y siendo de los pocos jardines históricos que han llegado hasta nuestros días en España, los duques de Plasencia construyeron y crearon el parque del Bosque, en Béjar, antecedente del parque del Capricho, en Madrid, siguiendo las modas de los jardines renacentistas e ingleses que, en sus respectivas épocas, imperaban en Europa.