Топ-100
Anterior

ⓘ Semana Santa en La Orotava. La Semana Santa de la Villa de La Orotava es uno de los acontecimientos religiosos más importantes de la localidad. Una cadena de fe ..




Semana Santa en La Orotava
                                     

ⓘ Semana Santa en La Orotava

La Semana Santa de la Villa de La Orotava es uno de los acontecimientos religiosos más importantes de la localidad. Una cadena de fervores y evocaciones que recogen de forma mística y ensimismada la celebración de la Muerte y Resurrección de Cristo, una tradición que forma parte de la religiosidad y cultura orotavense.

                                     

1. Historia

Finalizada la conquista de Tenerife, parte de los conquistadores, entre los que destaca Bartolomé Benítez de Lugo, se asientan en el Valle de La Orotava, dando lugar la formación de La Orotava. En dicho lugar se construyó en el año 1498 una ermita dedicada la Inmaculada Concepción, gracias la protección del obispo Fray Diego de Muros. La feligresía aumentaba rápidamente en número, haciéndose diversas ampliaciones en varias ocasiones, la vez que aumentaba su patrimonio. Ya en 1503 se crea la Hermandad Sacramental, ​ en el Hospital de la Santísima Trinidad se funda la Cofradía de la Santa Vera Cruz y Misericordia. Poco a poco se va creando el patrimonio artístico orotavense. Es durante esta época cuando comienza la Contrarreforma. La representación de la Pasión, a través de la imaginería local, sirve de catequesis a una población en parte analfabeta. Las procesiones comienzan a coger protagonismo, y sobre todo con la llegada en 1689 del Santísimo Cristo atado la Columna, obra del escultor hispalense Pedro Roldán. La devoción popular servirá de consolidación a esta tradición. En el siglo XVII y XVIII, La Orotava se eleva como referente social y cultural de Tenerife, sobre todo tras recibir el privilegio de Villa exenta en 1648. Las numerosas órdenes monásticas asentadas en la Villa tenían gran protagonismo durante la Semana Santa, destacando el Convento de San Lorenzo Mártir, fundado en 1519 por Bartolomé Benítez de Lugo y denominado por Viera y Clavijo como "El Escorial de Canarias", perdido en el pavoroso incendio de 1801. De él partían cada Semana Santa numerosos pasos, como el de La Oración en el Huerto o la procesión del Santo Entierro. El siglo XIX se inicia con la destrucción de este cenobio franciscano, que fue reconstruido por la Venerable Orden Tercera y la Cofradía del Carmen, ambas con sede en dicho convento. A pesar de este incidente, se pudieron salvar de las llamas numerosas imágenes, como Nuestra Señora de la Caridad anterior a 1639, el Stmo. Cristo Difunto o el Señor del Huerto, entre otros. Sin embargo, las nuevas ideas ilustradas trajeron consigo una reforma estatuaria. Hecho que destaca, sobre todo, en la Parroquia Matriz de La Concepción, donde intervinieron en esta labor los destacados imagineros José Luján Pérez y Fernando Estévez de Salas. De este último, sobresale el Santísimo Cristo del Calvario, venerada imagen tallada en 1814 que posee una de las hermandades más numerosas de la Semana Santa villera.

                                     

2. Hermandades y Cofradías

  • Hermandad Sacramental de la Parroquia Matriz de Nuestra Señora de la Concepción 1503
  • Hermandad Sacramental de la Parroquia de San Juan Bautista 1681
  • Venerable Cofradía de la Santa Vera Cruz y Misericordia 1560 - 1981
  • Real y Venerable Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno 1667 - 1871
  • Venerable Esclavitud del Santísimo Cristo la Columna 1758
  • Real y Venerable Hermandad de Misericordia del Calvario 1864
  • Cofradía de Damas de Virgen de Gloria 1954
  • Franciscana y Venerable Hermandad del Santísimo Cristo del Huerto 1982
  • Hermandad del Santísimo Cristo de la Humildad y Paciencia y Santísima Virgen de los Dolores 1989
  • Hermandad y Cofradía del Santísimo Cristo del Perdón y Nuestra Señora de Gracia 1991
  • Venerable Hermandad del Santo Entierro 1992
  • Venerable Cofradía de Penitencia de Nuestro Padre Jesús del Despojo 2004
                                     

3.1. Procesiones Cuaresma

  • Viernes anterior al Domingo de Pasión

Desde el templo Matriz procesiona el Cristo del Cementerio en Vía crucis hasta el Cementerio Municipal, entre la penumbra de las calles orotavenses, acompañado la luz de las velas de la feligresía villera.

  • Sábado anterior al Domingo de Pasión

Procesión del Santísimo Cristo de la Salud, obra del escultor cordobés Francisco Romero Zafra realizada en 1998, que parte desde la Parroquia de San Juan Bautista. Esta reciente imagen sustituye la anterior, obra de Lázaro González de Ocampo, que pertenecía al convento clariso de San José y que tras la desamortización se encuentra en la parroquial de Arona.

  • Domingo de Pasión

Desde la iglesia del ex-convento agustino sale en procesión la imagen del Santísimo Cristo del Perdón, talla del siglo XVII atribuida al escultor Gabriel de la Mata. En ella se refleja la imagen de cristo viéndonos a nosotros salvados de la muerte. Ella recorre las calles de la villa de la Orotava pasando por el Templo Matriz de la Concepción y finalizando en la iglesia de San Agustín.

  • Viernes de Dolores

De nuevo, desde la Iglesia de San Agustín procesiona alrededor de la plaza de La Constitución la imagen anónima de Nuestra Señora de los Dolores, una talla de candelero del siglo XVII. Sus cultos siempre han estado vinculados al Viernes de Dolores, concurriendo a ellos numerosas mujeres de la Villa. Llegó a tener una hermandad propia, exclusivamente femenina, hasta que en 1989 se unió la Hermandad del Santísimo Cristo de la Humildad y Paciencia. Antes de que salga la Virgen de los Dolores,se realiza un quinario 5 días antes muy importante para los orotavenses.

  • Sábado de Pasión

El sábado anterior al Domingo de Ramos sale en procesión desde la Parroquia de Santo Domingo el Paso de Nuestro Padre Jesús del Despojo, talla realizada por Pablo Torres en 1999. La cual cuenta con 4 tallas, es de las pocos tronos que es cargados por 5 hombre por delante y otros 5 por detrás.



                                     

3.2. Procesiones Domingo de Ramos

  • Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén

Desde el pórtico del colegio salesiano procesiona entre cantos y palmas la imagen del Señor del Burrito, una talla procedente de los talleres de Olot realizada en 1957, que se encuentra en la Iglesia de María Auxiliadora. La imagen asciende por la calle Calvario, siguiendo por la Carrera del Escultor Fernando Estévez e Inocencio García hasta su llegada la Parroquia Matriz, donde se realiza la Solemne Eucaristía del Domingo de Ramos. Los niños tienen principal protagonismo en esta procesión. Hace unos años existía la Hermandad de la Borriquita, formada por niños que acompañaban con palmas la imagen por su trayecto.

  • La Conversión de la Magdalena

Una vez finalizada la Eucaristía, desde el Templo Matriz salen dos imágenes en procesión: La Magdalena Penitente, obra del escultor grancanario José Luján Pérez y el Señor Predicador, realizado en 1667 por Blas García Ravelo, discípulo de Martín de Andújar. Esta paso procesional pertenecía al templo del convento dominico de San Benito actual Parroquia de Santo Domingo, pasando a formar parte de los bienes de la Parroquia Matriz tras la desamortización de Mendizábal de 1835.

  • La Oración en el Huerto de Getsemaní

El protagonismo de la tarde del Domingo de Ramos recae en la Iglesia de San Francisco de Asís. Desde allí parten en procesión para hacer estación en la Parroquia Matriz el paso del Santísimo Cristo del Huerto, acompañado de NUestra Señora de la Soledad. Las imágenes se salvaron de la destrucción, cuando las llamas devoraron en la madrugada del 20 de abril de 1801 el Convento de San Lorenzo y su suntuosa iglesia, inaugurada el 24 de abril de 1783. ​ El cortejo procesional, en el que participan todas las cofradías de la parroquia, discurre por la Plaza Patricio García, la calle Colegio, la Carrera del escultor Fernando Estévez, y las calles Tomás Zerolo e Inocencio García. La lluvia de pétalos, el incienso y el repicar de las campanas marcan, junto la banda de Cornetas y Tambores de San Juan Bautista y la banda de música de la Agrupación Musical Orotava, un auténtico día de fiesta.

  • Resucitado

Antes de que llegue el ocaso, con los últimos rayos de la tarde, el Cristo resucitado parte desde el ex-convento dominico para procesionar por las calles de su feligresía. Ha sido una de las últimas procesiones en incorporarse la Semana Santa Villera. La talla, obra del escultor Ezequiel de León, representa a Jesús resucitado con el sudario y fue realizada para la Parroquia de Santo Domingo de Guzmán en 1996, presidiendo desde entonces el templo desde la hornacina del retablo del presbiterio. Es la procesión que despide la Semana Santa de La Orotava.