Топ-100
Anterior

ⓘ Batalla del Biobío. La batalla del Biobío fue una victoria del Ejército Unido Libertador de Chile librada el 19 de enero de 1819, que cerró la Segunda campaña a ..




                                     

ⓘ Batalla del Biobío

La batalla del Biobío fue una victoria del Ejército Unido Libertador de Chile librada el 19 de enero de 1819, que cerró la Segunda campaña al sur de Chile.

                                     

1. Antecedentes

Victorioso en la batalla de Maipú, el general José de San Martín regresó a Buenos Aires para impulsar los preparativos de la expedición libertadora del Perú.

El comandante realista Mariano Osorio con sólo unos 600 hombres pudo llegar a Talcahuano donde reuniendo guarniciones locales y milicias voluntarias levantó un nuevo ejército de 1.200 hombres, solo la mitad con armas. Su segundo, el coronel Juan Francisco Sánchez pasó a Los Ángeles para levantar caballadas, entrenar milicias y, sobre todo, sumar a los araucanos la lucha. Sánchez adelanto a Chillán a Clemente Lantaño, quien destruyó las avanzadas patriotas en Parral y Cauquenes.

Los realistas controlaban Chiloé y Valdivia, así como buena parte de la provincia de Concepción. La línea patriota se extendía sobre el río Maule con base en Talca, y era defendida sólo por algunas tropas del Regimiento de Granaderos a Caballo al mando del comandante argentino José Matías Zapiola.

Zapiola destacó a Miguel Cajaraville para reconquistar Parral lo que este realizó con éxito el 27 de mayo eliminando a sus defensores, pero ante el invierno, contando con fuerzas muy inferiores y una extensa línea que cubrir, Zapiola pidió refuerzos y paralizó sus operaciones.

Para el mes de julio Osorio contaba con una fuerza de 2.161 hombres de las tres armas. ​

Balcarce aguardo el resultado de la misión del capitán Vicente Benavides, realista supuestamente pasado a los patriotas y encargado de lograr la rendición o la disolución del ejército adversario por la deserción. Mientras, desplegó en guerrilla a los escuadrones de Granaderos.

Benavides aprovechó el tiempo para reincorporarse a sus antiguos compañeros convirtiéndose en uno de sus líderes y el coronel Juan Francisco Sánchez para concentrar sus fuerzas en ambas márgenes del río Laja, en el territorio conocido como Isla de La Laja.

El 15 de enero de 1819 avanzó finalmente el ejército patriota llevando en vanguardia a los Granaderos y a los Cazadores de los Andes. El 16 pasó los ríos Diquillín e Itata y al anochecer alcanzó el río Laja. La vanguardia realista a cargo de Clemente Lantaño se replegó hacia Los Ángeles.

En la tarde del 17 el ejército patriota cruzó finalmente el río Laja sin resistencia alguna y acampó en las lomas cercanas, sin aprovechar para operar sin demora sobre Los Ángeles, donde reinaba la confusión ante el avance patriota.

                                     

2. Ofensiva sobre el Bío

En la noche del 17 de enero, Sánchez inició la retirada de sus tropas hacia el Biobío para cruzarlo por el vado de Santa Fe, donde tenía ya dispuestas varias grandes balsas. Marchaban a pie 1600 soldados de las tres armas con al menos 11 piezas de artillería ​

                                     

3. Consecuencias

El 30 de enero los Granaderos ocupaban Nacimiento mientras Sánchez continuaba su repliegue hacia el sur alcanzando Tucapel el 2 de febrero. Allí una junta resolvió dividir las fuerzas realistas. Una división de 500 milicianos al mando de Benavides permanecería en el territorio resistiendo el avance patriota mientras el resto al mando de Sánchez marcharía a Valdivia.

Balcarce decidió no perseguirlos. En su parte manifestaba que lo hacía debido tanto al fatal estado de la caballada con que cuento pues sólo me han remitido ciento sesenta caballos de los mil que debían venirme como porque sería mui peligroso internarme por montañas y estrechos desfiladeros, antes de poner a los indios de mi parte". ​

Balcarce dio por terminada la campaña y tras dejar parte de las tropas, principalmente infantería, al mando del ahora comandante de la zona Ramón Freire, el 17 de febrero regresaba a Santiago. No obstante Benavides consiguió levantar rápidamente un nuevo ejército de milicianos e indios y poner nuevamente en pie de guerra la campaña: el 21 de febrero batió un destacamento patriota en Santa Juana, el 23 destruyó otro en el Combate de Mesamávida e inició el sitio de Los Ángeles. Si bien toda amenaza real la independencia de Chile y Argentina había desaparecido, la Guerra a muerte recién comenzaba.



                                     

4. Bibliografía utilizada

  • Yaben, Jacinto R. 1952. Biografías argentinas y sudamericanas. Buenos Aires: Ediciones Historicas Argentinas.
  • José J.Biedma, Biografía del Brigadier General de los Ejércitos de la Patria Don Antonio Gonzáles Balcarce, Talleres gráficos del Instituto Geográfico Militar, Buenos Aires, 1919
  • Serafín María de Sotto Clonard, Historia orgánica de las armas de infantería y caballería españolas, 11: desde la creación del ejército permanente hasta el día, Imprenta de D.B. González, 1857
  • José Semprún, Alfonso Bullón de Mendoza, El ejército realista en la independencia americana, Mapfre, 1992, Madrid
  • García Cambá, Memorias, Editorial América, Madrid
  • Adolfo P.Carranza, Hojas históricas, El general Escalada y la campaña de los Andes, Pedro Igon&Cía., Buenos Aires, 1894
  • Benjamín Vicuña Mackenna, La guerra a muerte: Memoria sobre las últimas campañas de la independencia de Chile, 1819-1924, Imprenta Nacional, 1868
  • Navarro Viola, Miguel; Quesada, Vicente Gaspar 1867. Revista de Buenos Aires: historia americana, literatura y derecho. Imprenta de Mayo.
  • Mariano Torrente, Historia de la Revolución Hispano-Americana, Tomo II, Imprenta de Moreno, 1830, Madrid
  • Cutolo, Vicente Osvaldo 1968. Nuevo diccionario biográfico argentino 1750-1930. Buenos Aires: Editorial Elche.
  • Isidoro Ruiz Moreno, Campañas militares argentinas, Emecé
  • Calvo, Carlos 1867. Anales históricos de la revolución de la América latina. A. Durand.
  • Barros Arana, Diego 2005. Historia general de Chile. Editorial Universitaria.
  • Manuel Alejandro Pueyrredón, Escritos históricos del coronel Manuel A. Pueyrredón, Editor Julio Suárez, Buenos Aires, 1929
  • Barros Arana, Estudios históricos sobre Vicente Benavideza y las campañas del Sud 1818-1822, Santiago, 1850