Топ-100
Anterior

ⓘ Juan de Palacios fue religioso de la Orden de la Santísima Trinidad, en la que tuvo el oficio de Procurador General de la Redención y de Redentor General, y com ..




Juan de Palacios
                                     

ⓘ Juan de Palacios

Juan de Palacios fue religioso de la Orden de la Santísima Trinidad, en la que tuvo el oficio de Procurador General de la Redención y de Redentor General, y como tal participó en tres redenciones en Argel, la última de ellas junto a Bernardo de Monroy y Juan del Águila, en la que los tres murieron en las mazmorras de la ciudad.

                                     

1. Notas biográficas

Juan de Palacios nació hacia el año 1560 en el pueblo de Villanueva de Presa, perteneciente al municipio de Carranza, en la provincia de Vizcaya, hijo de Bartolomé de Palacios y María Santisteban. Tomó el hábito de la Orden de la Santísima Trinidad en el convento de Burgos, donde hizo su profesión religiosa en 1578. En la misma ciudad estudia artes filosofía y teología, ordenándose sacerdote una vez concluidos sus estudios, y dedicándose la oración, al confesonario y la predicación. En 1590 fue nombrado Procurador General de la Redención, es decir, administrador de todas las limosnas y haciendas para la realización de redenciones de cautivos. Ejerció este cargo hasta 1607 con tesón y eficacia, como demuestran las cuatro redenciones generales que en esos años se efectuaron, en dos de las cuales participó él mismo. Como parte de su oficio de Procurador se preocupó de reunir todas las licencias, mandatos, privilegios reales y bulas pontificias que favorecían la Orden para la petición de limosnas y recaudación de fondos para la redención, mandándolas imprimir y divulgándolas en todas las casas de la Orden, ciudades y pueblos de Castilla.

En 1592, al regreso de su primer viaje a Argel, tuvo que hacer valer ante el rey Felipe II los privilegios y bulas de la Orden para pedir limosna en favor de los cautivos, notificando de nuevo a todos los alcaldes de villas y pueblos dichas licencias, ya que algunos de ellos impedían a los trinitarios realizar las cuestaciones en favor de los mercedarios. ​ Hay que comprender que en aquellos momentos quienes tratasen con los turcos, que eran quienes regían en Argel, lo estaban haciendo con el enemigo de la fe y del Estado, por lo tanto debían siempre con las debidas licencias reales y entregar a su regreso una memoria exhaustiva del viaje y de cuanto allí habían visto y oído.

                                     

2. Redenciones de 1591 y 1595

Juan de Palacios, en cuanto Procurador General de la Redención participó directamente en las redenciones realizadas en Argel en los años 1591 y 1595. Desde que se publicara oficialmente en 1590 una Redención General a realizar en Argel, fr. Juan de Palacios recorrió ciudades y villas de Castilla realizando pregones y recogiendo limosnas: Madrid, Valladolid, Oviedo, Astorga, La Bañeza, Zamora, Toro, Medina del Campo, Arévalo, Ciudad Rodrigo, Salamanca, Ávila, Segovia, Talavera de la Reina, Oropesa, Guadalupe, Trujillo, Plasencia, San Clemente, Albacete y Cuenca. ​ Esta vez fr. Juan de Palacios participó también como Redentor General de la Provincia de Castilla, por la Provincia de Andalucía se nombró a fr. Antonio Serrano. Se embarcaron en el Grao de Valencia. Entre octubre y diciembre de 1594 llegaron a Argel. Con ellos viajaban los trinitarios Juan Sanz y Juan del Águila, que iban para permanecer un tiempo en Argel atendiendo a los cautivos. También de esta redención se ha perdido el acta levantada por el escribano real, por otras noticias se conoce que fueron entre 189 y 225 los cautivos rescatados. A su regreso a España residió en Madrid y en Burgos.

                                     

3. Redención de 1609 y martirio

El 28 de diciembre de 1606 el Consejo Provincial de Castilla de la Orden Trinitaria acordó la realización de una redención en Tetuán, para la que designó a los religiosos Bernardo de Monroy, Juan del Águila y Juan de Palacios como Redentores. En esta ocasión la misión redentora sería solo de la Provincia de Castilla, sin la participación ya de la de Andalucía. Partieron de Madrid el 18 de enero de 1609, despedidos en palacio por los reyes Felipe III y Margarita de Austria-Estiria, llevando 18 mulas que portaban los 30.000 ducados recaudados para la redención, entre los que destacaban los más de 9.000 ducados entregados por el Condestable de Castilla, D. Juan Fernández de Velasco y Tovar, procedente de la obra pía fundada para la redención fundada por sus antecesores en la capilla propia de la Catedral de Burgos. Cuando llegaron a Valencia fueron recibidos por las autoridades con música y mucha solemnidad por las autoridades de la ciudad, entre las que estaba el arzobispo Juan de Ribera. Juan del Águila y Juan de Palacios se quedarían en Argel una vez realizada la redención para asistir a los cautivos, en cumplimiento de la obra pías de D. Lorenzo Suárez de Figueroa y Fernández de Córdoba, obispo de Sigüenza, Bernardo de Monroy regresaría con los cautivos rescatados, ya que era el único sin experiencia de los tres. La travesía hasta Argel fue muy accidentada, además de las tormentas que les obligaron a tomar refugio en el puerto de Ibiza, fueron atacados por piratas, pero finalmente, tras hacer valer los salvoconductos que portaban, desembarcaron en Argel el 1 de abril. Pasada la octava de Pascua comenzaron a vender las mercancías y a tratar los rescates. Hasta mediados de mayo de 1609 rescataron 130 cautivos cristianos, 69 de ellos liberados directamente del fondo de redención del Condestable de Castilla mencionado. ​ Tras su muerte se celebraron funerales, que predicó fr. Bernardo de Monroy, incluso algunos de sus guardianes lamentaban la muerte de un hombre que nunca se quejó y siempre tenía la palabra perdón en sus labios.



                                     

4. Fuentes bibliográficas

  • Juan de Figueras Carpi, Chronicum Ordinis SSmae. Trinitatis Verona 1645
  • B. Porres, Testigos de Cristo en Argel Córdoba 1994
  • B. Porres, Libertad a los cautivos Córdoba 1997
  • D. Gaspard, Histoire véritable de ce qui sest passé en Turquie pour la délivrance des chrétiens captifs depuis lannée 1609 Paris 1613 BNational de Paris 8º LK 8 181