Топ-100
Anterior

ⓘ Lutreolina. Las zarigüeyas de cola gruesa, también llamadas comadrejas coloradas constituyen un género de marsupiales integrado por 2 especies vivientes, las qu ..




Lutreolina
                                     

ⓘ Lutreolina

Las zarigüeyas de cola gruesa, también llamadas comadrejas coloradas constituyen un género de marsupiales integrado por 2 especies vivientes, las que habitan de manera exclusiva en ambientes templados y cálidos de Sudamérica.

                                     

1. Distribución y hábitat

Es un género endémico de Sudamérica. Una especie L. crassicaudata habita en pastizales junto a humedales de tierras bajas, en el norte, centro y centro-este del subcontinente, y se distribuye en dos núcleos disyuntos: uno cubriría el este de Colombia ​

                                     

2. Características

Presentan una cabeza pequeña con orejas redondeadas; las patas son cortas. Tienen un cuerpo alargado cubierto por un denso y suave pelaje de coloración uniforme, el que va desde el pardo opaco o amarillento intenso hasta el anaranjado o rojizo. Ventralmente el patrón cromático es más claro. Poseen una cola velluda, ancha pero que se acorta hacia la punta, puede lucirla delgada o gruesa, en este último caso está siendo empleada como órgano de reserva de nutrientes. No todas las hembras presentan marsupio. ​

                                     

3. Costumbres

Son animales solitarios, de hábitos crepusculares y nocturnos, activos, de ágiles movimientos, que viven en proximidades del agua en pastizales húmedos o selvas de montaña. Trepan muy bien y también pueden nadar y hasta bucear. ​

                                     

4. Conservación

Ambas especies no están comprometidas. Merodea las viviendas rurales en busca de aves domésticas y sus huevos, por lo que es perseguida por el hombre; al ser atacada se defiende a mordiscos. Antaño era cazada por su piel, para ser utilizada en peletería. ​

                                     

5. Taxonomía

Este género fue descrito originalmente en el año 1910 por el zoólogo británico Michael Rogers Oldfield Thomas. ​

                                     

6. Nombres comunes

El nombre común de "comadreja" les fue asignado por los primeros colonizadores españoles, que encontraron a los ejemplares de Lutreolina similares al aspecto del mustélido al que ya ellos estaban familiarizados. En el sur del subcontinente sudamericano, por extensión se aplicó el mismo apelativo también a las restantes especies de marsupiales nativos, sin que los mismos presenten similitudes físicas con la especie europea. En otras partes de América el nombre popular más difundido es el de" zarigüeyas”.