Топ-100
Anterior

ⓘ Juan Gil, trinitario. Juan Gil fue religioso de la Orden de la Santísima Trinidad, en la que tuvo el oficio de Redentor General y como tal dirigió el rescate de ..




Juan Gil (trinitario)
                                     

ⓘ Juan Gil (trinitario)

Juan Gil fue religioso de la Orden de la Santísima Trinidad, en la que tuvo el oficio de Redentor General y como tal dirigió el rescate de Miguel de Cervantes en Argel.

                                     

1. Notas biográficas

Juan Gil nació en Arévalo, y en el desaparecido convento trinitario de la misma villa tomó el hábito. Estudió lógica y artes en Valladolid, y teología en Salamanca. Posteriormente se convertiría en profesor de estas mismas ciencias en los mismos conventos trinitarios. Fue nombrado Secretario Provincial de la Provincia de Castilla 1571-1574 y Procurador General de España 1578-1584. En 1579 el Ministro General Bernardo Dominici de Metz lo nombró Comisario General para América, y como tal realizó un viaje a América con el fin de recaudar fondos para la obra de la redención. ​

                                     

2. Redención de Miguel de Cervantes

Sin duda fr. Juan Gil forma parte de la historia de la humanidad como aquel que dirigió la redención en la que fue liberado Miguel de Cervantes. Es por esta razón por la que destacamos aquí la noticia de su redención.

En noviembre de 1578, el Ministro General de la Orden de la Santísima Trinidad, fr. Bernardo Dominici 1570-1597, preside en Granada un capítulo conjunto de las provincias de Castilla y Andalucía, que habían descuidado durante demasiados años la obra de la redención y les puso como plazo hasta el 24 de junio de 1579 para dar comienzo a una nueva acción redentora. En Madrid, en el palacio de El Pardo, se encontró posteriormente con el rey Felipe II para exponerle todo lo acordado, entregarle el decreto final del Capítulo y pedir su licencia y apoyo para realizar la redención. ​ Fr. Juan Gil entabló amistad con Miguel de Cervantes pero el rescate resultaba complicado porque su amo, que no era otro que el mismo rey-gobernador, y que había terminado su gobierno en Argel y se disponía a regresar a Constantinopla, pedía lo mismo que por él había pagado. En el último momento, casi a punto de partir, fr. Juan Gil logró reunir los 500 ducados en oro de España y rescató a Miguel de Cervantes.

Y Cervantes, que siempre hizo de la gratitud un culto, dedicó a Juan Gil estos versos de su comedia El trato de Argel, hacia 1584:

Y en su novela La española inglesa 1613, pone en boca de Ricaredo, el protagonista, estas palabras:

El 28 de noviembre de 1608 se fundó en el convento madrileño de los trinitarios descalzos la Esclavonía del Santísimo Sacramento en la que fue recibido Miguel de Cervantes el 17 de abril del año siguiente. Y en agradecimiento al gran amor y predilección por la Orden Trinitaria, mandóse enterrar en las Monjas Trinitarias, como dice su partida de defunción el 23 de abril de 1616.

                                     

3. Fuentes bibliográficas

  • Martín Fernández de Navarrete, Vida de Cervantes 1819, pp. 333ss.
  • Libro de la rendempcion de captiuos en Argel 1579-1581. Madrid, AHN, Cód.118B 2.
  • Bonifacio Porres, Libertad a los cautivos, Córdoba 1997.
  • José Hernández, Espigando en el patrimonio trinitario, Roma 2000.