Топ-100
Anterior

ⓘ Iglesia de San Lorenzo Mártir, Masalfasar. La Iglesia de San Lorenzo Mártir, es un templo católico situado en la plaza de la Iglesia de Masalfasar y dedicada al ..




Iglesia de San Lorenzo Mártir (Masalfasar)
                                     

ⓘ Iglesia de San Lorenzo Mártir (Masalfasar)

La Iglesia de San Lorenzo Mártir, es un templo católico situado en la plaza de la Iglesia de Masalfasar y dedicada al patrón del pueblo San Lorenzo. ​

El templo tiene la condición de Bien de Relevancia Local según la Disposición Adicional Quinta de la Ley 5/2007, de 9 de febrero, de la Generalidad Valenciana, de modificación de la Ley 4/1998, de 11 de junio, del Patrimonio Cultural Valenciano DOCV Núm. 5.449 / 13.02.2007. ​

                                     

1. Estructura

Tiene una única puerta de acceso, enmarcada por pilastras de estilo neoclásico, estilo que sigue la fachada y el resto de la iglesia. En el interior tiene una única nave de cuatro tramos con capillas, la cubierta es de bóveda de cañón reforzada, descansa en pilastras de estilo jónico y corintio, con una cornisa que recorre toda la iglesia.

                                     

2. El campanario

Existe la derecha del edificio un campanario de planta cuadrada que se inicia con una robusta pared. El reloj es de piedra lisa, el cuerpo de las campanas está decorado exteriormente por columnas corintias y rematado por una cúpula.

Actualmente tiene 4 campanas, las que están catalogadas como de mayor interés son las llamadas Paula y Sant Llorenç con 30 cm y 16 kg, y 63 cm y 145 kg de diámetro y de peso respectivamente. Como curiosidad se destaca que la que tiene el nombre del patrón del pueblo, del año 1950, tiene la epigrafía en valenciano: Sant Llorenç pregueu per nosaltres, las otras dos son Maria Lorenza del Roser, de 1963 y 96 kg de peso, desgraciadamente refundida de una campana barroca de 1740 y Cristo de la Protección de 1992 y 207 kg, ambas sin ningún interés ni valor. ​

                                     

3. Historia

El año 1396 Masalfasar era un pueblo de poco más de veinte casas que no tenía parroquia. Por el año 1442 el labriego Pere Major se retiró a vivir a Masalfasar y mandó edificar una capilla dedicada a San Lorenzo. A pesar de estar la capilla en Masalfasar no tenía derecho de sepultura ni cementerio, y había que trasladar los fallecidos la iglesia de Masamagrell. En 1642 para evitar las cotizaciones la parroquia de Masamagrell, los vecinos de Masalfasar contrataron los servicios de un fraile del monasterio de San Onofre de Museros, que hacía de vicario y cantaba misa en el pueblo, y entre los años 1682 y 1698 se realizaron las obras de reforma y ampliación de la antigua capilla. ​