Топ-100
Anterior

ⓘ Cabildo de Santiago del Estero. El Cabildo de Santiago del Estero fue una institución que administró la ciudad de Santiago del Estero desde su fundación hasta e ..




Cabildo de Santiago del Estero
                                     

ⓘ Cabildo de Santiago del Estero

El Cabildo de Santiago del Estero fue una institución que administró la ciudad de Santiago del Estero desde su fundación hasta el siglo XIX. Este órgano municipal entendía y resolvía los problemas judiciales, políticos, civiles, económicos y sociales de los vecinos de la comunidad.

También tenía a su cargo el cuidado de la ciudad, el trazado, la higiene, la conservación, la salud pública, la defensa del río Dulce, el abastecimiento, el control de precios y medidas, la seguridad, la moralidad, la cárcel, el cuidado de los presos, agua, acequia real y riego, recaudación de impuestos, defensas contra los indígenas y la construcción de fuertes, gestiones de paz con los indígenas, formación de milicias, etc.

                                     

1. Historia

La Casa del Cabildo ”," Casa Real ”," Casa Consistorial o Capitular ” o también" Casa del Ayuntamiento ”, fue la sede de las autoridades españolas en Santiago del Estero durante la conquista y colonización. Desde su creación en 1554, ​ para designar el Diputado ante la Junta, el 9 de enero de 1811; y para elegir a Juan Felipe Ibarra como teniente de gobernador el 31 de marzo de 1820.

                                     

2. Edificio

Del único edificio del Cabildo santiagueño del cual se tienen registros, fue el construido durante la gestión del gobernador del Tucumán, Gaspar de Barahona. Dicho inmueble se levantó en terrenos que pertenecieron a doña Margarita Xeres y Calderón, viuda del capitán don Luis Antonio Medina y Garnica y que fueron comprados por las autoridades hacia 1702, cuando se mudó la ciudad y se trasladó la plaza central hacia aquel lugar.

Según las actas capitulares, en 1701 doña Margarita de Xerez y Calderón, vendió al Cabildo una parcela frente la plaza para que se construyera allí la nueva Casa Capitular. Ocurre que ella tenía su vivienda más al este de la ciudad y en una de las tantas crecidas, el río se la llevó. En compensación se le donó el inmueble de referencia. Posteriormente el teniente de gobernador Felipe de Argañarás y Murguía le pidió que le vendiese una parcela para construir el Cabildo frente la nueva plaza que se había trasladado adonde está en la actualidad. Como no le pagó el precio de compra, la vendedora reclamó al Cabildo, el que ordenó el pago el 4 de marzo de 1702. ​

Este edificio precario terminó derrumbándose con el terremoto de 1817. Por el peligro que significada el edificio en ruinas, Juan Felipe Ibarra trasladó dicha institución a su casa, en la esquina de las actuales calles Avellaneda y 25 de Mayo.